Pisos Técnicos Elevados

Suelo técnico elevado
Suelo tecnico elevado

El suelo técnico elevado es un sistema que surge de la necesidad de ocultar el gran número de instalaciones que se dan en zonas de trabajo, salas técnicas y otros lugares donde existen una gran densidad de cableados, tuberías y conducciones de diversos tipos. La creación del “plenum técnico” permite ocultar y conducir ordenadamente todas estas instalaciones bajo el pavimento.

Zonas de aplicación del sistema

La utilización del suelo técnico elevado está altamente recomendada en aquellas zonas donde se den gran número de instalaciones o donde se prevea implantar un sistema de refrigeración por medio de máquinas de aire. Algunas aplicaciones comunes del suelo técnico elevado suelen ser: oficinas, bibliotecas, museos, colegios, centros comerciales, centrales telefónicas o eléctricas, salas de control, laboratorios, centrales de procesamiento de datos, etc.

Ventajas del sistema

  • Mejora estética del espacio gracias a la ocultación de las instalaciones bajo el pavimento.
  • Mayor rendimiento en la colocación frente a solados tradicionales (40 m2/día aprox.)
  • Movilidad del sistema en caso de cambio de oficinas.
  • Fácil acceso a las instalaciones mediante ventosas.
  • Posibilidad de variar la dirección de las instalaciones una vez colocado el pavimento.
  • Permite el intercambio de piezas de una forma sencilla, el cambio en el número y ubicaciones de los puestos de trabajo, etc. Ventajas frente a otros sistemas de suelo elevado
  • Gran capacidad de carga mecánica.
  • Posibilidad de combinar diferentes estructuras según la necesidad de cada zona.
  • Excelente resistencia y reacción al fuego bajo ensayos de laboratorio.
  • Tolerancias dimensionales muy bajas, entre +0,1 y -0,2 mm, que permiten un perfecto intercambio de los paneles.
  • Núcleos fabricados a partir de materiales de elevadas prestaciones y con altísimas densidades.
  • Homologación de calidad UNE EN ISO 9001 que certifica un control de calidad en cada una de las etapas del proceso.
  • Posibilidad de incluir como revestimiento superior cualquier acabado de PORCELANOSA Grupo y otra serie de acabados no cerámicos, como laminados plásticos, linóleo, vinilo, granito, aluminio, acero, moqueta, parqué, etc. (consultar formatos)
  • Protección de las piezas mediante un canteado de ABS, para evitar descantillados de las baldosas.
  • Alto número de complementos para ofertar un producto acabado.